Castillo de Leiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Situación: Leiva

El castillo es un bello ejemplar típicamente gótico, de planta trapezoidal asimilable a un rectángulo, dotado de torrecillas poligonales en las esquinas.

Las dos situadas más al Norte son macizas, y las otras dos huecas, una de estas últimas, la ubicada en el ángulo sureste, de mayor tamaño, era la del homenaje; la única que presenta un vano geminado. Muros y torres estaban coronados por pretial volado.

El aspecto exterior está algo degradado porque el efecto de altura está muy disminuido al no haber tenido cuidado durante siglos de los continuos desprendimientos, así como del foso, que aparece como si hubiera sido colomatado en continuas acciones guerreras.

El interior palaciano, que en su día, estuvo dotado de patio porticado de dos plantas y escalera noble, se encuentra en estado deplorable.

Tenía una capilla privada, que debía de ser el espacio situado en el ángulo nororiental, que conservaría de este modo su orientación litúrgica.

Leiva pertenecía a la corona de Castilla, hasta que Juan II lo donó a uno de sus fieles, quien tomó el título de conde de Leiva.

Vota este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja un comentario