Castillo de Robres

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

El castillo de Robres se alza sobre un escarpe calizo de difícil acceso por todos sus lados excepto por el de poniente, situado al oeste de la localidad del mismo nombre, en La Rioja.

Su campo visual se reduce a una pequeña hoya que ha labrado el río Jubera pero desde él se divisa, a través de la garganta abierta por el río, aguas abajo del pueblo, una de las torres del castillo de Jubera.

Las referencias documentales a este castillo son mínimas. Se sabe que hacia 1335 compró Robres a Dª Teresa Almoravid, heredándolo varios de sus hijos, entre otros Alfonso de Robles, obispo de Ciudad Rodrigo, del que tomó su apellido.

En el Monasterio de San Prudencio de Monte Laturce se enterró, hacia 1415, otro señor de la villa, Diego Fernández de Berantevilla, dividió el señorío entre varios de sus hijos.

En 1489 lo eran Diego de Lezana y Pedro de Lezana, hijos de Rodrigo de Lezana, que había construido una fortaleza y estaban enfrentados.

En 1483 Pedro de Barrionuevo hacía homenaje del castillo al conde de Aguilar, con el que habían contraido deudas los Lezana.

En 1513 Gómez de Frías había construido en la parte común una torre con cubos y barbacana y tenía acogidos en ella a gentes de mal vivir.

La planta de esta fortaleza es fácil de reconstruir a pesar de conservarse sólo el lienzo occidental con sus torres en los ángulos.

En su estado original era de planta cuadrada en cuatro torres cilíndricas de diferente diámetro en las esquinas, que se encontraban medio derruidas en el siglo pasado.

Frente al lienzo existente quedan vestigios de un foso de 6 metros de ancho que defendía la fortaleza por su flanco occidental, el más vulnerable.

En el ángulo noroeste existe un murete paralelo al del castillo que parece obra más tardía, posiblemente levantado durante las guerras carlistas del siglo XIX.

Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Está bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico España.

Vota este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja un comentario