Autol

Wikirioja

Autol

Autol Panoramica

Distancias: A Logroño 54 km. A Calahorra 14 km. A Arnedo 8 km.

Autol

  • Situación: Pertenece a la comarca de Calahorra. Limita al norte con Calahorra por medio de la Sierra de los Agudos y al sur con la sierra de Yerga. Se ubica en un estrecho desfiladero recorrido por el río Cidacos y excavado sobre los conglomerados de la Hoya de Arnedo.
  • Población: 3.822 habitantes.
  • Superficie:85,3 km cuadrados.
  • Altitud: 458 m.
  • Alrededores: Vega del Cidacos.

Ermita de la Virgen de la Cueva y ermita del Santo Ángel, el Puente Romano sobre el Río Cidacos. A la salida del pueblo se encuentra la ermita de Nuestra Señora de Nieva, edificio de mampostería encadenada con ladrillo de tipo mudéjar. Data del año 1774.

Monasterio de Yerga: En pleno monte, a doce kilómetros del pueblo, se encuentran los restos de la ermita de Santa María de Yerga. La talla de este templo se venera en la Iglesia Parroquial. El conjunto estaba construido en mampostería y sillería. Lo que se conserva parece ser de la segunda mitad del siglo XII.

Fiestas

  • 8 de septiembre, San Adrián y Santa Natalia.
  • 3 de febrero, San Blas.

Economía

Predomina la agricultura, sobre todo los cultivos de regadío y la industria conservera. Destaca la industria del champiñon.

Historia

Aparece en el Voto de Fernán González con el nombre de Abtole y como Autonium con García IV de Nájera.

Su historia está ligada a Arnedo en la época de las luchas de los reyes cristianos por La Rioja, y se rigió por su fuero. Fue de Navarra hasta ser devuelta por Sancho tras el arbitraje de Enrique II de Inglaterra.

Era uno de los castillos que reclamaba D. Alonso VIII de Castilla en el año 1176.

Sus últimos señores fueron los Marqueses de Fontellas.

Ya en la Guerra de la Independencia, Autol luchó contra los franceses y en 1833 contra los carlistas, por lo que fue nombrada “muy leal villa”.

Ermita de Nieva

Situada a la salida de Autol en dirección a Tafalla, es un edificio de mampostería encadenada con ladrillo.

Consta de una nave de tres tramos con capillas entre los contrafuertes, crucero y cabecera rectangular.

Posee triple ingreso de medio punto entre pilastras toscanas y espadaña de dos huecos rematando la fachada.

Monasterio de Yerga

En pleno monte, a doce kilómetros del pueblo de Autol (La Rioja), se encuentran los restos de la ermita de Santa María de Yerga.

La talla de este templo se venera en la Iglesia Parroquial.

El conjunto estaba construido en mampostería y sillería. Lo que se conserva parece ser de la segunda mitad del siglo XII.

Este santuario fue el primero que instaló la orden del Cister en la Península, tras su expansión desde Francia. Como era propio del carácter severo y eremita de dicha orden en sus comienzos, buscaron un paraje natural agreste y alejado de poblaciones, encontrando el idóneo en la cima de Yerga, donde mana una asombrosa fuente, dada la altitud.

Pero no duró mucho el asentamiento y, probablemente debido a las duras condiciones del clima, debieron abandonar el lugar trasladándose al Valle del Alhama, fundado el monasterio de Fitero, que fue uno de los más importantes del Cister, en España.

Talla Románica en madera policromada, de principios del siglo XIII, con rasgos ya propios del Gótico: los ropajes, la verticalidad, el gesto sonriente; unidos a los típicos del Románico; su inmovilidad, la nula comunicación entre la madre y el niño, sirviendo ésta como trono para Jesús.

La imagen de la Virgen de Yerga, procede del antiguo santuario, hoy arruinado, sito en la cima del monte.

Desde allí se trajo a la parroquia de Autol, donde se encuentra actualmente.

Qué visitar en Autol

autol picuezo y picueza

  • Iglesia Parroquial de San Adrián, s. XVI. Consta de única nave con capilas entre contrafuertes y cabecera ochavada de cinco paños. En su interior destacan dos capillas barrocas dedicadas a la Virgen del Rosario y al Cristo, además de una imagen de la Virgen con el niño de estilo románico. Se trata de una talla románica en madera policromada, de principios del siglo XIII, con rasgos ya propios del Gótico: los ropajes, la verticalidad, el gesto sonriente; unidos a los típicos del Románico; su inmovilidad, la nula comunicación entre la madre y el niño, sirviendo ésta como trono para Jesús.
  • Numerosos edificios blasonados de piedra sillar y ladrillo.
  • Ruinas del castillo medieval en lo alto del cerro.
  • Famosos monolitos de arenisca, “El Picuezo y la Picueza”, verdaderos guardianes de la villa. En una curiosa leyenda se dice que un hombre y una mujer que portaban en unos cestos uvas que habían sustraído, fueron interrogados. Con firmeza contestaron: «¡Que Dios nos vuelva piedras si son uvas lo que ocultamos!»; dos fantásticos monolitos de extrañas y alucinantes formas surgieron en aquel lugar. Son un par de formaciones de piedra arenisca que están muy cerca del río. Antiguamente el río pasaba por ahí y las erosionó y en la actualidad es el viento quien cumple esa función. El más elevado es el Picuezo con 42 metros de altura y la Picueza cuenta con 28 metros.
  • Mercadillo, los sábados.

Fotos de Autol

Autol
Vota este artículo

Relacionado

Deja un comentario

Menú de cierre