Wikirioja

Sendero del Regatillo

Sendero del Regatillo

Situación:Anguiano

En esta bonita localidad de Anguiano, las peñas y cortados rocosos que la rodean forman barrancos importantes y paredes vertiginosas, con alturas de hasta 70 metros.

El río Najerilla que atraviesa el municipio ofrece un relieve de exuberante vegetación, dándole un mayor esplendor a su entorno, con sus paisajes espectaculares y hermosas montañas, siendo uno de los lugares más apreciados para los aficionados al senderismo y para los amantes de la naturaleza. En el pueblo existe una asociación senderista que organiza marchas por los montes de Anguiano.

Ruta

Se trata de un recorrido circular de una duración aproximada de 3 h. y 45 min. De dificultad media. Comenzamos en Anguiano, donde atravesamos el pueblo en dirección al barrio de las Eras. Después de cruzar el puente sobre el arroyo el Regatillo, continuamos por la pista asfaltada que abandonaremos ya en el segundo cruce, junto a una casa blanca, para tomar una senda entre corrales que aparece a nuestra derecha.

Mientras ascendemos por la pequeña senda podemos apreciar las impresionantes paredes verticales de la Peña el Reló, que sirven de lugar de aposento y resguardo para las aves rapaces, siendo muy probable que las podamos ver rondando alrededor de la zona, girando y ascendiendo en torno al lugar.

Después, el camino continúa haciael este para adentrarse en el valle del arroyo Canto Grande. Seguiremos hasta llegar a una pista que tomaremos a la derecha. Ascendemos, dejando atrás las peñas de Matute y Tobía y atentos de no perder nuestro siguiente desvío, a unos 4 kilómetros del comienzo, donde nada más pasar unos corrales, frente a un bello ejemplar de avellano se toma otra pista más estrecha que sale a la derecha..

Seguimos subiendo por un fuerte repecho hacia el Cerro Juana. Nuestro esfuerzo se verá gratificado al llegar a lo alto del collado y contemplar las verdes laderas con sus espectaculares peñas, el vuelo de los aviones roqueros y del roquero rojo.

Continuamos la ruta, girando a la izquierda por el cordel, y tras algo más de 200 metros abandonamos la pista para tomar un camino a la derecha que desciende, de manera cada vez más rápida, hacia el valle del Regatillo, serpenteando por la ladera y acercándonos a las sobrecogedoras peñas en las que no será difícil ver algún ejemplar de buitre leonado. Bajaremos este tramo de fuerte pendiente con cuidado, hasta alcanzar el arroyo del Regatillo. Enseguida llegamos a la pista y giramos a la izquierda para emprender otro ascenso. Bojes, arces campestres y quejigos nos muestran suelo calizo. Por fin llegamos al hayedo, que nos impresionará por su belleza.

Al llegar a un punto donde el camino hace una curva, giramos 180º y seguimos subiendo. En un claro del hayedo, una explanada sale a la derecha del camino. Si subimos por esa explanada poco más de 150 metros podremos asomarnos al mirador del Regatillo y disfrutar de una bella estampa del collado que hemos atravesado un rato antes.

Regresamos al camino pero, en lugar de seguir por la pista, buscaremos, a la derecha, un haya con la marca roja y blanca del sendero GR-93 que entra en el hayedo del Aidillo y que ya no abandonaremos en nuestro regreso.

Sendero del Regatillo
Vota este artículo

Deja un comentario

Menú de cierre
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola