Wikirioja

Luis Sáenz Sáenz

Nació en Lagunilla del Jubera en 1948 en el seno de una familia humilde.

Gran parte de la familia emigró a Caracas (Venezuela), Luis lo hizo con tan solo 12 años, y pronto le enviaron a estudiar idiomas a la isla angloparlante de Trinidad y Tobago (Puerto España), donde además de los idiomas (inglés, francés e italiano) también mostró gran interés por los estudios de turismo.

Ya con la mayoría de edad, volvió a España donde siguió formándose en lenguas extranjeras así como en la administración de empresas turísticas de manera autodidacta entre Bilbao y Barcelona.
En 1974, fue nombrado director del HOTEL-BALNEARIO VICHY CATALÁN (http://www.balneariovichycatalan.com/es/)(Caldes de Malavella, Gerona).

Su pasión por La Rioja, le hizo volver a Logroño con su familia para fundar junto a su esposa (Carmen Navajas Ubis) el bar de tapas LOS ESCUDOS, en la Calle Vitoria de Logroño, además del pub de copas TOBAGO (en la Plaza de la Torreblanca de Logroño).

En 1984, además de regentar LOS ESCUDOS, denominado así por su pasión por el SOLAR DE VALDEOSERA (del que fue Alcalde desde Octubre 2009 hasta su fallecimiento),y EL TOBAGO, y movido por su interés en la gastronomía, el matrimonio tomó las riendas del RESTAURANTE AVENIDA P. 21 (en Avda. Portugal 21, Logroño).

Este restaurante ha sido uno de los más reconocidos establecimientos de Logroño, no sólo por su bien hacer tanto en la cocina como en la sala, sino que sobretodo por el carácter que LUIS otorgó al establecimiento, serio, pero familiar, elegante, pero cercano, tradicional, pero innovador. La dedicación, esfuerzo y cariño que LUIS y CARMEN invirtieron desde el principio al AVENIDA 21 eran las cartas de presentación del RESTAURANTE, que ha venido dando mesa a innumerables personajes importantes en el mundo del teatro, cine, música, toro, política, etc… además de a numerosos clientes anónimos.

En el año 2010, tras un merecido descanso el matrimonio dio paso a nuevas generaciones para así jubilarse.

El 21 de junio de 2011 Luis nos dejaba, aunque siempre quedará en nuestros recuerdos su SERIEDAD, CERCANÍA, SABER HACER y el CARIÑO con el que trataba a sus amigos y clientes, que era tan grande como su propia persona.

 

Luis Sáenz Sáenz
Vota este artículo

Deja un comentario

Menú de cierre
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola