Manuel García Herreros

Wikirioja

Manuel García Herreros

Manuel García Herreros Saénz de Tejada:
Nació en San Román de Cameros en el año 1767.

Segundo hijo de una familia de labradores de posición económica modesta.

Siendo niño marcha a la ciudad de Méjico, donde en 1790 recibe las órdenes menores para ser sacerdote.

Sin llegar a ordenarse de órdenes mayores regresa a España como liberal convencido, ocupando brevemente con carácter interino el cargo de secretario de Despacho de Gracia y Justicia entre el 10 de octubre de 1813 y el 4 de mayo de 1814.

Es, después, encarcelado en la restauración fernandina pero participa en las Cortes constituyentes de 1820 durante el Trienio liberal.

Ministro de la Gobernación de la Península ese mismo año, continúa la tarea de restauración política, restableciendo la autoridad de los tribunales y el régimen jurídico previsto por la Constitución, configurando de nuevo la Milicia Nacional y autorizando el regreso de los afrancesados.

Tras el fracaso del Trienio, se exilió a Francia en 1823. Durante la Regencia de María Cristina de Borbón-Dos Sicilias se promulga una amnistía que permite el regreso de García Herreros.

Ministro de Gracia y Justicia en 1835 obteniendo que Francia, Inglaterra y Portugal, acuerden la formación de legiones de 4.000 y 5.000 hombres para auxiliar a España en la guerra carlista, promulga un decreto que ordena, por segunda vez, la expulsión de los jesuitas y otro que suprime los conventos en que hubiera menos de 12 religiosos.

El 14 de septiembre de 1813 se clausuraron con el aplauso de la multitud aquellas Cortes que habían comenzado el 24 de septiembre de 1810. Darían paso a las Cortes ordinarias que comenzarían sus trabajos el 26 de septiembre en Cádiz, para trasladarse a Madrid el 15 de enero de 1814.

No nos consta que García Herreros fuera diputado de estas Cortes ordinarias, compuestas por una mayoría de diputados enemigos de toda reforma.

Estas Cortes habrían de morir sin pena ni gloria por orden de Fernando VIl unos meses más tarde.

Manuel García Herreros
Vota este artículo

Relacionado

Deja un comentario

Menú de cierre