San Millán de la Cogolla (personaje)

Wikirioja

San Millán de la Cogolla (personaje)

San Millán de la Cogolla nació en Berceo en el año 473 y murió en el monasterio fundado por él, el año 574. Vivió, por tanto, 101 años. Su vida la escribió san Braulio, en latín, unos sesenta años después de la muerte de san Millán, y posteriormente, el poeta Gonzalo de Berceo.

San Millán fue, en su juventud pastor de los rebaños de su padre; posteriormente se retiró a la soledad y espesura del monte, donde vivió totalmente solitario, después de recibir las enseñanzas de san Felices, por espacio de cuarenta años; enterado el obispo de su vida ejemplar, le ordenó de sacerdote y le nombró párroco de su propio pueblo, Berceo.

Fue acusado al obispo de dilapidar los bienes eclesiásticos y por eso fue exonerado del cargo; san Millán se retiró entonces a las grutas que poco después dieron origen al celebérrimo monasterio de Suso, y allí se vio rodeado de discípulos, formándose la primera comunidad monacal, constituyendo una verdadera constelación de santos emilianenses.

Cuando contaba ya cien años de edad, recibió una revelación de Dios para que fuera a la ciudad de Cantabria a predicar a sus habitantes la penitencia, advirtiendo que si no la hacían, la ciudad sería destruida. Poco después, san Millán, rodeado de sus discípulos, entregó plácidamente su alma a Dios.

He ahí extractada al máximo, la vida de san Millán. Pero su obra continuó a lo largo de los siglos. Los reyes de Pamplona y de Nájera, y los condes soberanos de Castilla, rivalizan en rendirle tributo y le encomiendan sus empresas guerreras. Así nacen los famosos votos de san Millán y el patronato del santo sobre Castilla; también san Millán aparece montado a caballo, como Santiago, defendiendo y ganando contra los moros las batallas de Calahorra, de Algeciras, de Hacinas y de Simancas. Los condes, los reyes y los pueblos lo invocaron durante siglos como verdadero patrón de España.

El monasterio de San Millán fue foco de santidad y de cultura durante siglos. Allí nacieron los famosos códices, en uno de los cuales está el primer testimonio de la lengua española escrita. En el siglo XII se construyó el monasterio de Yuso, que se volvió a construir de nuevo en el siglo XVI, que es el actual, conocido como el “Escorial de La Rioja”.

San Millán de la Cogolla (personaje)
Vota este artículo

Relacionado

Deja un comentario

Menú de cierre