Piedra del rayo

Piedra del rayo: Hacha neolítica a la que los “chuetes”, pastores de las aldeas de Ezcaray, daban propiedades mágicas. Según su crencia cuando caía un rayo en la punta iba una piedra que quedaba enterrada a siete metros del suelo, cada año subía un metro y a los siete años afloraba a la superficie. Los pastores que las encontraban las guardaban para prevención contra las tormentas y las pasaban por el pecho de las vacas para curarles las ubres.
:Riojanismos

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp

Deja un comentario