Dialecto riojano - Riojanismos

Wikirioja

Dialecto riojano – Riojanismos

Al escribir sobre “riojanismos” me refiero a la forma de hablar de los riojanos.

riojanismos

Riojanismos

Muchos giros y palabras se han perdido, debido a la emigración desde los pueblos a la ciudad. Otros, aunque no se usan en el lenguaje normal, están editados y recopilados. A pesar de que ha generado mucha literatura en épocas recientes, el desconocimiento de su existencia es absoluto, incluso en la propia sociedad riojana, en la que se considera una forma inculta de hablar propiamente rural. Si esto no cambia está condenado a desaparecer completamente en pocos años.

Nuestra forma de hablar está muy influenciada en La Rioja Baja por Aragón y Navarra, en La Rioja Alta por Castilla, sin olvidar la influencia del euskera en el valle del río Oja y en el del río Tirón.

Nuestra Comunidad Autónoma siempre fue tierra de paso, un confluir de culturas.

Formas lingüísticas

Características comunes a toda La Rioja

  • Conservación de los arcaicos grupos ns y mb: “ansa” por asa, “lombo” por lomo.
  • Uso del condicional en lugar del pretérito imperfecto de subjuntivo:”Si estudiaría aprobaría”.
  • Preferencia por los tiempos compuestos frente a los simples.
  • Tendencia a deshacer el hiato entre dos vocales extremas “aura” por ahora.
  • Conservacion de la f inicial en algunas palabras: “ferrería” por herreria, “farraña” por pasto malo.
  • El prefijo des- se convierte en es: “esbalagar” por desbalagar, “esbarrar” por desbarrar.
  • Se mantienen invariables las oclusivas sordas intervocálicas.
  • Tendencia a igualar los diptongos: “ai” y “ei” en una forma intermedia äi con la a totalmente palatalizada: “paine” por peine, “vainte” por veinte.
  • La y intervocalica tiende a desaparecer: “baeta” por bayeta, “leendo” por leyendo.
  • Anexión de la letra “a” al principio de algunas palabras,sobre todo las que comienzan por erre: “arrascar” por rascar, “arrodear” por rodear
  • Supresión de la “v” al comienzo de algunas palabras: “amos” por vamos.
  • Las vocales átonas sufren gran variedad de cambios cualquiera que sea su posición silábica: *destingues* por distingues,”destinguir” por distinguir.
  • Aféresis de la “a”: “bobilla o bubilla” por abubilla, “bujero” por agujero.
  • Utilización de los sufijos -“ito” y -“illo”.
  • Léxico rico y variado, por ejemplo: Canso(pesado), esbarar(resbalar), rostrizo(cochinillo), luejo(cizaña).

Características de La Rioja Alta

  • Demostrativo de primer grado: “esti” por éste.
  • Uso del pronombre personal de tercera persona “li” por le: (Va y “li” dice).
  • Pronunciación de -au por -ao o -ado en participios verbales: “aquerau” por comido por la quera.
  • Conservación del diptongo decreciente arcaico ei en algunas voces.
  • Presencia de antiguos grados de diptongación como: “luogo” por luego.
  • Permanece la consonante palatal inicial latina: “juncir” o “yuncir” por uncir.
  • Las consonantes b- y m- se neutralizan: “menir” por ‘”venir'”, “bermella” por mamella.
  • En los adverbios finalizados en -mente, el acento recae sobre la terminación por ejemplo: mayormente, sinceramente.
  • Adjetivos demostrativos átonos, se apoyan acentualmente en el sustantivo al que acompañan: “estepuéblo” ,”estiáño”.
  • Pérdida de -r final de los infinitivos o su supresión por una consonante alveolar muy relajada: “cogé” por coger.
  • Tendencia a la perdida de la s final sobre todo en formas verbales.
  • Uso de la terminación istisen vez de isteis en todas los tiempos verbales de ese tipo: “dijistis”, “contaistis”.
  • El superlativo se construye con la forma “mucho”¨: “mucho guapa”, “mucho grande”.
  • Utilización de la terminación “ais” en vez de eis: “estaráis” por estareis, “saldrais” por saldreis.
  • Uso de la terminación para el superlativo absoluto -ismo: “buenismo”, “grandisma”.
  • Sustitución de “por” por “a” en algunas frases: “ayer a la mañana”, “ayer a la noche”.
  • Diptongación de la ó tonica como en ruejo.
  • Persistencia de la -e final como en: “holline”, “andaide”, “céspede”.
  • Tendencia a la aspiraión de la “s” ante “a” y “o” por ejemplo en: “mormullo”, “sepoltura” y “sepolturero”.
  • Cierre de la vocal átona “i” como en “dispensa” por despensa, “nuguera”, nuguerones, sigún por según, “sintiría” por sentiría.
  • Fenómenos de disimilación de u-u > o-u.
  • Se pierde, raramente, la “o” inicial átona “currió” por ocurrió.
  • Perdida de la “d” en algunas palabras: “aelgazar” por adelgazar.
  • Uso de haber como sinónimo de tener.
  • Aparición en raras ocasiones de ceceo: “Zarpullido” por sarpullido, “rozal” por rosal.

Características de La Rioja Baja

  • Diptongación similar a la aragonesa: “luejo” por lejos.
  • Dos características propias son la aparición de una llamada chinchineante: “cuatcho” por cuatro y la conservación de la b latina en la terminación del imperfecto de indicativo: “mordiba” por mordía.
  • Nuevas formas verbales: como “Cogelo y matalo” por cogerlo y matarlo.
  • Aversión por las palabras esdrújulas “pajaro” por pájaro.
  • Sustitucion de la erre por una ele: “salil” por salir. “Pa dil y volvel mas vale no dil”.
  • Conversión en i y en u de la e y la o finales: “pobri” por pobre, “prau” por prado.
  • Utilización del sufijo -ico: “Pequeñico” por pequeño.

Textos en riojanismos

Se encuentran multitud de obras escritas en dialecto riojano antiguo en monasterios de esta región como los de San Millán de la Cogolla o Valvanera, hallándose cada vez menos a medida que transcurre el tiempo ,siendo en la actualidad inexistente en forma escrita, el único autor conocido que utilizaba esta lengua fue Gonzalo de Berceo en obras como por ejemplo Milagros de Nuestra Señora o La vida de Santa Oria.

Dialecto riojano – Riojanismos
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Menú de cierre